Back

Residencia de personas mayores que atrae población a los pueblos

Residencia de personas mayores que atrae población a los pueblos

Residencia de personas mayores que atrae población a los pueblos
La idea de Marta Reinares Gómez parte cuando se trasladó a Romanos desde la capital de Aragón. Se trajo a su marido, agricultor, y una larga experiencia como gerocultora. El centro que dirige allí facilita a las personas ancianas de la comarca poder seguir viviendo en sus pueblos. Les proporciona un servicio integral de asistencia: ayuda a domicilio, terapia ocupacional, 15 plazas de centro de día y 25 plazas fijas residenciales. De paso, fija la población femenina del entorno rural como trabajadoras en la “Residencia Campo Romanos”.
Residencia de personas mayores que atrae población a los pueblos

04/02/2019

Victorino es el abuelo talismán de Marta. Es el abuelo “vip”, como le llama. Se encarga del huerto, las cabras, las gallinas y los gatos, de lo que solaza a las personas mayores de la “Residencia Campo Romanos”. Vino con su mujer, ya fallecida, y no se piensa ir. Tampoco lo deja marchar Marta, quien lo ha adoptado como si fuera su padre. Victorino, que es tío de su marido, no tiene hijos y forma parte de la familia.

Él simboliza el ambiente familiar de la residencia y la implicación de los ancianos que han comprobado que el proyecto de Marta de ofrecerles no solo un lugar de asistencia, sino la posibilidad de quedarse en el medio rural que le vio nacer, crecer y multiplicarse, no era una quimera. Llegar al punto de pleno rendimiento en el que se encuentra la residencia no ha sido nada fácil. De hecho, tuvo una gestación muy complicada. La financiación fue el talón de Aquiles. Su marido y su cuñado fueron los avalistas, al desarrollar su actividad económica ligada a la agricultura, ante la negativa de otorgarle el préstamo.

Con el apoyo familiar, el esfuerzo personal, la financiación del 33% del proyecto por parte del Grupo de Acción Local ADRI “Jiloca – Gallocanta” y las ayudas procedentes del Instituto de Aragonés de Empleo (INAEM), erigió la “Residencia Campo Romanos”, que alberga 25 plazas y otras 15 de Centro de Día. El presupuesto total ascendió a unos 650.000 euros.

 

Doble vertiente de una innovación social

Los grandes objetivos específicos de la residencia se resumen en dar respuesta a las necesidades de las personas mayores mediante una oferta de servicios globales. A saber, ayuda a domicilio, servicio de transporte, el de limpieza, telecomida, plazas de centro de día y plazas fijas residenciales. Este abanico de servicios requiere mano de obra cualificada. Por eso, ha recurrido a mujeres de la comarca de Daroca, en particular de Romanos y los pueblos de alrededor, para facilitarles un puesto de trabajo en el entorno rural.

El fin último del proyecto lo ha trazado muy bien Marta: que no se vayan de sus pueblos. Para eso les hace vida más fácil a la edad tan avanzada y en varios casos, con necesidades especiales de cuidado por el deterioro físico y cognitivo, más allá de ofrecerles plazas de residencia.

Se ha tejido una red integral de servicios para personas mayores, que cubra todas o gran parte de sus necesidades, que aporte soluciones a medida, según la situación en la que se encuentre la personas mayor en el medio rural.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha concedido a “Residencia Campo Romanos” el “IX Premio de Excelencia a la Innovación para las Mujeres Rurales” en la categoría de diversificación de la actividad económica del medio rural.

¿Quieres saber más del proyecto de Marta Reinares?

(EN)Volver atrás