Back

Mujeres que tiran del ovillo para vivir en el medio rural

Mujeres que tiran del ovillo para vivir en el medio rural

Mujeres que tiran del ovillo para vivir en el medio rural
La recuperación del potencial de la industria textil local persigue ser el detonante para aupar el pastoreo en la Comunidad Valenciana mediante la revalorización de la lana de la oveja Guirra, una raza en regresión. Detrás del proyecto Esquellana hay mujeres rurales, que ya se ha financiado mediante micromecenazgo, pretende comprar esta fibra natural para que este tipo de ganadería mantenga su labor y comercializarla.
Mujeres que tiran del ovillo para vivir en el medio rural

08/02/2019

Todo se remonta cuando el Col.lectiu l’Esquella, se planteó la manera de dignificar la labor de una veintena de pastores para que puedan vivir dignamente de este oficio. Una de las componentes de esta asociación recordó la iniciativa del “Obrador Xisqueta” en los Pirineos catalanes y el proyecto Esquellana se enfocó al rescate de la lana como otro producto más de la ganadería ovina.

“Nuestro proyecto busca tres objetivos: mantener la actividad del pastoreo, revertir la caída del censo de ovejas de la raza Guirra, autóctona de la Comunidad Valenciana y usar la lana para el rescate de la industria textil local”, explica Anna Gomar, promotora de la cooperativa Esquellana, en que las mujeres rurales llevan el peso con otros hombres para sostener el propósito de que las ganaderías pasen a valorar la lana no como subproducto, sino como producto que les generen valor.

 

Primer paso: micromecenazgo

“Decidimos recurrir a una campaña de crowdfunding para conseguir financiación para el procesado de la lana. La campaña acabó terminó en diciembre de 2017 y la respuesta de la gente ha sido increíble. A través de Lateuterra, la cantidad de las aportaciones de 265 personas ha hecho realidad el arranque de nuestro proyecto logrando 12.650 euros, más allá del objetivo mínimo de financiación de 10.000 euros que teníamos fijado”, indica Gomar.

Las recompensas para los que han aportado se fundamentan en ovillos 100% lana de Guirra, productos diseñados especialmente con esta fibra natural y también acompañamiento de pastores trashumantes, pastoreo en pareja o que nos acompañen para conocernos dentro de un acontecimiento festivo.

La resurección de producir lana propia natural de calidad y de proximidad lleva consigo la creación de puestos de trabajo rurales de la Comunidad Valenciana para realizar todo el proceso de la lana como el lavado, hilado, etc. y así convertirla en madejas naturales sin fibras ni tintes artificiales ni sintéticos. Esquellana ya es una cooperativa de trabajo asociado, de marcado acento femenino, que en un futuro se convertirá en una cooperativa de las ganaderías donde puedan introducir su lana.

El proyecto crece y depara sorpresas. Descarga nuestra publicación “Revitalizando territorios a través de la innovación digital y social”. Allí aparecen.

 

(EN)Volver atrás