Back

Los jóvenes son clave en la lucha contra la despoblación: atraer talento a los municipios rurales, el gran reto de los Grupos de Acción Local

Los jóvenes son clave en la lucha contra la despoblación: atraer talento a los municipios rurales, el gran reto de los Grupos de Acción Local

Los jóvenes son clave en la lucha contra la despoblación: atraer talento a los municipios rurales, el gran reto de los Grupos de Acción Local
Los días 19 y 20 de diciembre, en la Seu d’Urgell, Lleida, se han reunido distintos Grupos de Acción Local de Cataluña, Aragón y Galicia con el objetivo de poner sobre la mesa la problemática que existe en los territorios rurales debido a la migración, cada vez más importante, de los jóvenes de los municipios rurales hacia los núcleos urbanos. El GAL Consorci del Alt Urgell-Cerdanya ha sido el Grupo de Acción Local anfitrión en estas jornadas, en las que, a través del proyecto de cooperación ODISSEU, ha presentado proyectos y ejemplos concretos de cómo atraer el talento joven al medio rural, sirviendo de ejemplo a otros Grupos interesados en la temática.

21/12/2018

El segundo intercambio de experiencias del último trimestre del año 2018 ha tenido lugar en la Seu d’Urgell, Lleida, los días 19 y 20 de diciembre. Estos intercambios, convocados por la Red Rural Nacional facilitan la cooperación interterritorial entre los Grupos de Acción Local con el claro objetivo de tejer y crear una red que permita trabajar de forma conjunta para solucionar problemas comunes que comparten los distintos territorios. En esta jornada, el Consorci GAL del Alt Urgell-Cerdanya presentó el proyecto ODISSEU con el objetivo de poner en valor la problemática existente a causa del fenómeno de la migración juvenil rural hacia los núcleos urbanos, presentando una realidad compleja, con muchos factores que intervienen en el proceso, pero también exponiendo acciones concretas con el objetivo de mitigar la problemática de la despoblación y atraer a los municipios el talento del colectivo más joven.

En la inauguración de estos intercambios participaron Cristina Simón, representante de la Unidad de Gestión de la Red Rural Nacional, quien presentó estas jornadas como una oportunidad para que los Grupos de Acción Local que se encuentran en una situación similar y que se enfrentan a la problemática creciente del abandono de los territorios y a la migración de los jóvenes de las áreas rurales, puedan poner sobre la mesa y debatir distintas alternativas, apostando por una cooperación entre los Grupos. En la inauguración, también participó el alcalde de la Seu d’Urgell, quien aprovechó las jornadas para hacer hincapié en la necesidad de apostar por la competitividad, siendo los jóvenes el colectivo más vulnerable, pero también el más proactivo en la puesta en marcha de proyectos empresariales que apuesten por el medio rural. Además, el presidente de la Red Catalana ARCA, vinculó, de forma directa,  la cooperación entre los territorios con los proyectos de carácter estratégico, señalando la necesidad de sentirse identificados con el territorio, apostando por la población local e integrando a los jóvenes, a los Grupos de Acción Local y a todos los técnicos de las Administraciones y de las oficinas de juventud comarcales, como ejes clave para fomentar la cooperación en el marco de los proyectos LEADER.

ODISSEU, eje central de este intercambio de experiencias, es un proyecto que acompaña a los jóvenes interesados en conocer mejor las oportunidades que existen en los territorios rurales para desarrollar su proyecto profesional. Esta iniciativa fomenta el emprendimiento a través de diferentes actividades, conectando empresas del medio rural y el talento de los jóvenes, con el objetivo de dar a conocer oportunidades profesionales, facilitando la inserción laboral, contribuyendo a mejorar el conocimiento sobre el medio rural y sensibilizando al tejido empresarial sobre el valor añadido que supone incorporar el talento de los jóvenes en sus negocios. Una de las líneas clave y que merece la pena subrayar en este contexto es el ODISSEU PRACTICUM, un programa cuyo objetivo es acercar a los jóvenes al  entorno profesional a través de un programa de prácticas remuneradas en empresas situadas en municipios rurales, facilitando la inserción laboral e incrementando la competitividad empresarial con el talento creativo e innovador de los jóvenes.

El proyecto ODISSEU se ha presentado como una iniciativa que parte de un proyecto de cooperación LEADER en el que más de 1.300 jóvenes de todo el territorio se han beneficiado de las medidas adoptadas, y en el que queda latente la relevancia e importancia de los valores que defiende el proyecto, apostando por el territorio desde el año 2011. Además, ODISSEU y talento joven van de la mano para presentar, dentro de este marco común de cooperación, el proyecto Cowocat_Rural, cuyo objetivo principal es la creación de empleo y de actividad económica en las zonas rurales a través de los valores del coworking. Para ello, una de las piezas clave y fundamental para esta apuesta es la necesidad de contar con redes de comunicación y acceso a internet de calidad que permitan fomentar los hábitos del teletrabajo y difundir el coworking como una manera de trabajar a través de las TIC en el entorno rural.

El arraigo, el sentimiento de pertenencia a la tierra o la cooperación se presentan como elementos clave para emprender un proyecto de éxito que, además de todo, ofrezca calidad de vida.  Esa es la visión de Albert, uno de los emprendedores invitados y que presentó su proyecto de turismo rural. Durante su intervención enfatizó que “la mayor oportunidad de todas, es la de ser joven”. Reconoce que el camino no ha sido fácil y que han sido muchos los obstáculos que ha debido superar pero que, al igual que sus compañeras Laura y Meritxell, han apostado por su pueblo, por sus orígenes, permitiéndoles compaginar la pasión que sienten por su tierra con la oportunidad de labrarse un futuro cerca de lo que más quieren. Otras emprendedoras como Päivi, una finlandesa que apostó por el coworking; Helena, diseñadora textil que se fue de Barcelona a la comarca del Alt Urgell aprovechando la oportunidad que supone el territorio y el valor intrínseco que le añade la marca Pirineo; Nina, una enamorada de la arquitectura y de la naturaleza que cambió su ajetreada vida en la ciudad por la calmada Seu;  o, Isabel, con un bonito proyecto con el que pretende poner en valor los productos lácteos de la zona con los sabores más característicos de la comarca, son algunos de los muchos ejemplos que existen en el medio rural de Cataluña y que han permitido enriquecer estas jornadas, intercambiando experiencias y siendo puntos de referencia para pensar que “el cambio es posible”; que se puede revertir la tendencia actual y que, trabajando de forma conjunta, tejiendo una red de contactos, se puede crecer personal y profesionalmente, dando valor propio al territorio y consiguiendo el desarrollo del medio rural.

En cuanto a LEADER, la participación de dos de los Grupos de Acción Local Gallegos que quieren emprender un proyecto de cooperación, así como la exposición del proyecto Jóvenes Dinamizadores Rurales, promovido por el Gobierno de Aragón y presentado por Maite González de ADEFO-Cinco Villas, sirvieron para poner en contacto a los representantes de los GAL y sentar las bases de un futuro proyecto de cooperación interterritorial.
 

 

(EN)Volver atrás