Back

La trashumancia: Patrimonio Cultural Inmaterial

La trashumancia: Patrimonio Cultural Inmaterial

La trashumancia: Patrimonio Cultural Inmaterial
El Consejo de Ministros declara ‘La Trashumancia’ como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial junto con ‘La Semana Santa’ y ‘El Carnaval’

24.04.2017

La trashumancia, en la actualidad patrimonio vivo, recibe el máximo nivel de protección del patrimonio cultural inmaterial para preservarla en el futuro.

Muchos lugares de España deben a la trashumancia parte de su identidad cultural que viene reflejada en las fiestas y tradiciones, en el calendario, en la toponimia, en la transformación del paisaje, en la gastronomía y en la arquitectura tradicional relacionada con esta actividad, como son la construcción con materiales autóctonos de cobijos para los pastores. También encontramos el legado de la trashumancia en la tradición oral y en la artesanía, así como en el derecho consuetudinario que establece la ordenación de los pastos. 

El paso del ganado de las dehesas de invierno a los pastos de verano, y viceversa, ha sido tradicionalmente un mecanismo de intercambios culturales entre los diferentes territorios de la Península Ibérica gracias a la amplia red de vías pecuarias. En estos caminos se produjo la transmisión de noticias y conocimientos que crearon una cierta homogeneidad cultural en territorios distantes.

La trashumancia ha ido perdiendo impulso a lo largo del siglo XX debido a las grandes transformaciones culturales, socioeconómicas y urbanísticas que se han llevado a cabo. Entre las causas de la desaparición progresiva del desarrollo de la actividad pastoril trashumante estuvieron la creciente sedentarización y la importancia que fue tomando la agricultura frente a la ganadería, la supresión de privilegios y pérdida de apoyo estatal a la Mesta en el siglo XIX, el éxodo del campo a la ciudad del siglo XX, la homogeneización de la sociedad moderna o el abandono de las formas de vida tradicionales.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de proyectar acciones de salvaguarda en relación a la trashumancia, ya que debe contemplarse tanto la dimensión tradicional de la ganadería trashumante como los diferentes elementos que configuran la actividad ganadera en la actualidad. La elaboración de El Libro Blanco de la Trashumancia en España ha sido una acción de salvaguarda que ha tenido en cuenta estas vertientes. En este documento podemos encontrar un diagnóstico de la situación actual de la trashumancia y una serie de medidas necesarias para su recuperación. El Libro Blanco de la Trashumancia fue impulsado por el Grupo de Trabajo de Trashumancia y Ganadería, en el marco de la Red Rural Nacional 2007-2013, constituido en el año 2009, e integrado por representantes del Ministerio, de las Comunidades Autónomas, y de organizaciones vinculadas a la actividad ganadera trashumante. 

La trashumancia es una cuestión del pasado y del presente, y con pasos como su reconocimiento como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial se apuesta por convertirla en una cuestión del futuro.

(EN)Volver atrás