Back

La innovación se cuela en la piquera de las colmenas

La innovación se cuela en la piquera de las colmenas

La innovación se cuela en la piquera de las colmenas
07/08/2019. La monitorización telemática de los apiarios va a aumentar la eficiencia de explotaciones apícolas. España es el primer productor de miel de Europa. El Grupo Operativo supraautonómico Innomiel busca fomentar el desarrollo innovador en el sector. Con los principales actores del sector nacional, es el pionero en la Industria 4.0 Apícola. Ha sido uno de los proyectos innovadores de la Jornada sobre Innovación Tecnológica para el Desarrollo Rural “Festival Razón Valley”, organizada por la Red Rural Nacional del MAPA y El Hueco.

“Las abejas son los animales más eficientes y nosotros los apicultores aún estamos lejos de alcanzar esa excelencia”, subraya Juventino Domínguez, presidente de ApiHurdes, impulsores de Innomiel, junto a Séneca Martín CEO de Dinámica de Masas (Ddm). Este es un Grupo Operativo supraautonómico con subvención del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 (PNDR).

“Las abejas son las responsables del 30% de los cultivos de la tierra y el 90% de la flora silvestre. La labor realizada por las abejas en los ecosistemas tiene un papel crucial en la agricultura y ganadería actuales. Sin ella, no existirían la mayor parte de cultivos de consumo humano, y la flora silvestre prácticamente se extinguiría. En Innomiel ayudamos a que sigan realizando su labor”, explica Séneca. ¿Las herramientas? El uso de nuevas tecnologías y de paso, contribuir a preservar la flora y fauna de los ecosistemas. Innomiel agrupa a los principales actores del sector apícola nacional, junto con entidades tecnológicas de vanguardia para llevar a la industria de la miel a una nueva era.

 

Objetivos principales

“Abordamos ocho objetivos principales en el proyecto de innovación y que están emparentadas con las primordiales necesidades que demandan los apicultores”, cuenta Séneca. La primera es producir miel de mejor calidad gracias a la tecnología. “El poder dotar de tecnología que permita producir miel de mejor calidad, con una trazabilidad mejorada e identificación del origen de los productos apícolas será de una ayuda inestimable para el sector nacional”, indica Juventino.

Otro de las metas centrales se basa en la monitorización y control de las colmenas para proporcionar al apicultor de mayor control y capacidad de decisión sobre el conjunto de sus colmenas. Estos procesos digitalizados se fundamentan en datos objetivos y precisos, recogidos en tiempo real. El apartado de reducción de costes es crucial y lo aborda este Grupo Operativo supraautonómico tanto en las explotaciones apícolas como en los desplazamientos de los apiarios.

Innomiel también pone el foco en la prevención sanitaria de la abejas y las colmenas, sobre todo en la mejora de los procesos sanitarios, “para permitir a los apicultores paliar los efectos de la varroasis, la ascosferiosis, el descenso de reinas y la invasión de la avispa asiática sobre sus colmenas”, añade Juventino. En el seguimiento climático se abre un abanico de herramientas para la intervención rápida ante procesos climáticos o naturales, como la caída de colmenas por animales o incendios.

“Hay que trabajar además en la prevención de robos de colmenas con un mayor control y seguimiento, pero también facilitar el seguimiento y control de la producción propia de cada apicultor para asegurar la trazabilidad de la miel”, dice Séneca. Tanto el Ceo de Ddm como el presidente de ApiHurdes coinciden que queda mucho por hacer en la mejora de la comunicación sectorial, más ágil entre productores, cooperativas, agentes sanitarios y comercializadores.

Innomiel está formado por cooperativas de Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla-León y empresas privadas tecnológicas. Está cofinanciado por el fondo europeo FEADER y por la Administración General del Estado.

(EN)Volver atrás