Back

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación inicia un programa de mejora genética de la encina y el alcornoque para paliar el síndrome de La Seca. El objetivo es obtener ejemplares tolerantes a la podredumbre provocada por el hongo “Phytophthora cinnamomi”

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación inicia un programa de mejora genética de la encina y el alcornoque para paliar el síndrome de La Seca. El objetivo es obtener ejemplares tolerantes a la podredumbre provocada por el hongo “Phytophthora cinnamomi”

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación inicia un programa de mejora genética de la encina y el alcornoque para paliar el síndrome de La Seca. El objetivo es obtener ejemplares tolerantes a la podredumbre provocada por el hongo “Phytophthora cinnamomi”
12/03/2020. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha puesto en marcha un programa nacional de conservación y mejora genética de la encina y el alcornoque frente al síndrome de La Seca.

La Seca es un síndrome de decaimiento de las encinas y los alcornoques que está provocando unas altas mortandades de estos árboles en numerosos focos de afectación en la Península Ibérica, especialmente en el Suroeste. Este síndrome no puede atribuirse a una única causa, aunque su principal razón es el de la podredumbre de la raíz provocada por la presencia en el suelo del hongo Phytophthora cinnamomi. La “Seca de los Quercus” se puede considerar actualmente la principal amenaza de las formaciones de encinas y alcornoques, ya que compromete la estabilidad y persistencia de ecosistemas tan importantes en el ámbito mediterráneo como son las dehesas.

Por todo ello, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha iniciado un programa nacional de conservación y mejora genética de la encina y el alcornoque frente al síndrome de La Seca, en el que el objetivo último es obtener ejemplares tolerantes a la podredumbre que luego puedan utilizarse en la regeneración del arbolado de las dehesas y del monte alcornocal, así como en la restauración de las zonas afectadas.

¿Cómo se lleva a cabo la mejora genética?

A través de la recolecta de bellotas de ejemplares que han sobrevivido en el campo y de la producción de plantas en viveros a las que se les inocula el hongo para que, alternando períodos de inundación y de sequía, se les puede evaluar la tolerancia a la enfermedad durante dos años consecutivos. 

Los ejemplares supervivientes se consideran tolerantes en distintos grados y con ellos se pretende, por un lado, instalar huertos semilleros para la producción de bellotas que generen en el futuro plantas tolerantes con una alta diversidad genética y, por otro, clonar los mejores ejemplares a través de multiplicación vegetativa, especialmente a través de técnicas de cultivo in vitro, para utilizar estas plantas en situaciones más específicas o de carácter más productivo.

Además de estas actividades, se van a realizar otras acciones complementarias que permitan avanzar en el conocimiento de esta enfermedad:

  • Análisis del componente biológico del suelo en los focos de Seca.
  • Recogida de distinto material vegetal para el estudio de marcadores moleculares que permitan identificar genes o proteínas que expresen tolerancia a la enfermedad y, de esta forma, poder evaluar y avanzar en la mejora genética de forma más rápida.

Para la ejecución de este programa a largo plazo, se cuenta con una inversión de 2.299.976,95 € para los cuatro primeros años, con una cofinanciación del FEADER al 75%, al estar estas actividades incluidas en el Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014 - 2020, dentro de la submedida 15.2, de apoyo al fomento y la conservación de los recursos genéticos forestales.

(EN)Volver atrás