Back

El bosque digitalizado como fuente de riqueza

El bosque digitalizado como fuente de riqueza

El bosque digitalizado como fuente de riqueza
En España hay más de 5 millones de hectáreas de bosques abandonados o infrautilizados y con ello prende más fácil la llama de los incendios, pero también de la pérdida de oportunidades económicas y sociales en las zonas rurales. El Grupo Operativo supra autonómico “Abandono Forestal y Medio Rural: Activación digital” de la AEI-Agri está convencido de que la transformación digital de la gestión de los recursos forestales es la solución a los problemas. El coordinador del Grupo, Pedro Agustín Medrano, apuesta por que todas las oportunidades que ofrece el mundo rural se encuentren disponibles a un golpe de click para tomar decisiones en su beneficio. Una herramienta más contra la despoblación.
El bosque digitalizado como fuente de riqueza

07/02/2019

“Lo que pretende el Grupo Operativo (GO) de la AEI-Agri es digitalizar gran parte de los procesos que ocurren en torno a los espacios forestales y por extensión en torno al medio rural y trasladarlos a una plataforma digital con el objetivo de agilizar procesos y finalmente de movilizar recursos y proporcionar actividad”, introduce Pedro Agustín Medrano, coordinador del Grupo Operativo supra autonómico “Abandono Forestal y Medio Rural: Activación digital”, cuyos socios se enfocan a establecer un puente entre la sociedad rural y la sociedad urbana, entre las generaciones actuales, “que son absolutamente digitales”, indica  Medrano, y un sector forestal y un medio rural que precisan de modernización.

La plataforma digital en que trabajan va camino de convertirse en punto de encuentro de los que disponen tierras y los que quieren trabajarlas, entre los que quieren invertir y quien tiene algo que ofrecer para desarrollar la inversión, entre los habitantes de los pueblos y los avances tecnológicos, entre los que quieren vender y los que desean adquirir recursos, etc. “Esta propuesta, que ya existe en otros sectores económicos, en lo forestal y en el medio rural todavía no ha ocurrido y desde mi punto de vista es un limitante para el avance y modernización del campo”, explica Medrano.

Él pone un ejemplo. “Algo tan habitual como actualizar los papeles de las tierras heredadas de los antepasados y tomar una decisión para ponerlas en producción (ya sea plantando árboles, destinándolas a ganado, cultivándolas…), requiere numerosos y engorrosos trámites y desplazamientos desde el lugar de residencia del interesado (o interesados) hasta la cabecera de comarca o capital de provincia en la que se encuentran las tierras. Para muchas personas esto supone una verdadera limitación y acaban dejando las fincas abandonadas. Y no podemos olvidar que el 70% de la superficie forestal española es privada”, afirma el coordinador del GO.

Pedro Agustín incide en que lo mismo le pasa a alguien que quiera emprender una actividad y precise de una finca donde ponerla en marcha, y no sepa a quién dirigirse para poder disponer de ella. O a una empresa que dispone de una tecnología de interés y que no tiene manera ni de acceder a los dueños de la tierra ni a los posibles interesados en el avance tecnológico. “No es de recibo que esto siga funcionando así en pleno siglo XXI, todavía basado en relaciones personales o analógicas. Si no se da el salto a lo digital el medio rural seguirá funcionando en base a pequeños nexos o puntos de relación local y se quedará fuera de los procesos globales vigentes, perdiendo numerosas oportunidades y recursos”, subraya. Seguir confiando el futuro del campo en exclusividad a los últimos moradores del medio rural es un fracaso seguro.

La única manera de combatir el abandono del medio rural es conseguir que en esos espacios se desarrollen modelos de negocio rentables en lo económico, que generen un significativo retorno social y que sean ambientalmente sostenibles. Hace falta tender puentes a otras personas, y esas personas están en las ciudades. “Para acceder al medio urbano, hacen falta sistemas modernos, rápidos, que lleguen fácilmente a millones de personas”, concluye Medrano, para quien eso solo se puede conseguir si previamente todo lo que pivota en torno al medio rural se encuentra digitalizado y es accesible a estas personas. Esta reflexión es la que dio lugar al proyecto.

 

Socios

COSE, Asociación Forestal de Soria, Asociación Centro de Desarrollo Alto Narcea – Muniellos, COCEDER, esMontañas,Innova Next, Trackglobe y Universidad de Vigo.

Descubre más detalles de este GO, en nuestra publicación “Revitalizando territorios a través de la innovación digital y social”, en la que se ha seleccionado con otras iniciativas como ejemplo de buenas prácticas.

 

(EN)Volver atrás