Back

Convenio para la conservación de los olmos en las Islas Canarias

Convenio para la conservación de los olmos en las Islas Canarias

Convenio para la conservación de los olmos en las Islas Canarias
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) suscribe un convenio con el Gobierno de Canarias para conservar los olmos en las Islas, donde se decidió establecer dos parcelas de conservación de las especies autóctonas de olmos ibéricos, ya que la enfermedad de la grafiosis está ausente en Canarias. El convenio dura cuatro años y las actuaciones a ejecutar por el MAPA tienen un importe de unos 127.000 euros, con una cofinanciación del FEADER el 75%, por estar incluidas en el Programa Nacional de Desarrollo Rural, dentro del apoyo al fomento y la conservación de los recursos genéticos forestales.

El olmo común (Ulmus minor) era una de las especies más utilizadas en paseos, parques y plazas para aliviar los rigores del estío, a la vez que cumplía una importante función ecológica en vegas y riberas de nuestro país. Hasta la llegada de la grafiosis agresiva en la década de 1980, que acabó con la gran mayoría de las olmedas en Europa y Norteamérica.

Canarias: “Arca de Noé” para especies vegetales

Debido a ese importante problema, el MAPA, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, lleva desarrollando desde el año 1986 el Programa Español del Olmo, cuyo objetivo es trabajar en la mejora y conservación de los olmos ibéricos con el fin último de recuperar sus diezmadas poblaciones, así como su uso forestal y ornamental.

Ya que la enfermedad de la grafiosis está ausente en Canarias y que, por otra parte, los olmos han sido plantados desde antiguo en las Islas, se decidió establecer dos parcelas de conservación de las especies autóctonas de olmos ibéricos (Ulmus minor, U. laevis y U. glabra), una en La Laguna (Tenerife) y otra en Teror (Gran Canaria), actuaciones que se realizaron a través de un anterior convenio entre el Gobierno de España y la Comunidad Autónoma de Canarias, de 2008 a 2011.

La colaboración canaria en el establecimiento de estos bancos vegetales de conservación ha convertido las islas en un “Arca de Noé” para los olmos, al crear una reserva ante el peligro de la pérdida de los recursos genéticos de estas especies en territorio peninsular.

Objetivo clave del convenio entre MAPA y Gobierno de Canarias

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha suscrito un convenio con el Gobierno de Canarias para la conservación de los olmos en las parcelas implantadas en las Islas. El día 18 de diciembre de 2018 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el “Convenio interadministrativo con el Gobierno de Canarias, para el mantenimiento del programa de conservación del olmo europeo en las parcelas implantadas en Canarias”.

El objetivo principal del convenio, que ya ha entrado en vigor es continuar la relación colaborativa entre ambas administraciones, para ampliar y seguir con el mantenimiento de dos parcelas ya establecidas. Se recolectarán para ello más semillas de olmos en la península, en las provincias que no quedaron suficientemente representadas en su momento, que serán enviadas a Canarias para la producción de plantones en vivero y posterior plantación en las fincas de La Laguna y Teror.  Al final del convenio, se realizará una caracterización para la evaluación de la diversidad genética de todos los ejemplares conservados en ambas parcelas.

La duración del convenio es de cuatro años. Las actuaciones a ejecutar por el MAPA contemplan un importe de 127.018,04 euros, con una cofinanciación del FEADER el 75%, al estar incluidas en el Programa Nacional de Desarrollo Rural, dentro de la submedida 15.2, de apoyo al fomento y la conservación de los recursos genéticos forestales.

(EN)Volver atrás