Back

¿Qué sería de muchos territorios sin las Denominaciones de Origen?

¿Qué sería de muchos territorios sin las Denominaciones de Origen?

¿Qué sería de muchos territorios sin las Denominaciones de Origen?
Las marcas de calidad diferenciada de distintas comunidades autónomas se reúnen en Olite, Navarra, con el objetivo de analizar qué aportan a las zonas rurales en materia de sostenibilidad social, económica, cultural y medio ambiental.

26/04/2019

La Red Rural Nacional, a propuesta de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) y la Asociación Española de Denominaciones de Origen- ORIGEN ESPAÑA, ha celebrado el 25 de abril en Olite (Navarra) la jornada "el papel socio-económico, cultural y medioambiental de las DD.OO. en las zonas rurales", donde ha reunido a diferentes agentes del sector agroalimentario y vitivinícola procedentes de todo el territorio nacional. El objetivo de esta jornada era divulgar la labor que llevan a cabo las Denominaciones de Origen en el medio rural, siendo fuente de sostenibilidad económica, herramienta de preservación de los ecosistemas naturales e instrumento que contribuye a revitalizar y dinamizar los recursos culturales de estas zonas.

En el Reglamento (UE) nº 1151/2012, se establecen los objetivos que debe perseguir un producto de calidad diferenciada, orientados a asegurar unos ingresos equitativos a los agricultores y productores incluidos en estos sistemas, ofrecer información clara sobre los productos y su origen geográfico, y garantizar el respeto por los derechos de propiedad intelectual de los nombres protegidos, asegurando la competencia leal y la credibilidad. No obstante, más allá de los beneficios comerciales para los productores, estas marcas de calidad diferenciada tienen una incidencia real en el medio rural, contribuyendo al deseo por vivir y desarrollar proyectos en las zonas rurales.

En este contexto, las Denominaciones de Origen han demostrado ser herramientas efectivas contra la despoblación y de fijación de población al medio rural, configurando y vertebrando el territorio alrededor del crecimiento del sector primario (producción), secundario (elaboración) y terciario (turismo). Una de las ideas que ha cobrado más importancia durante el desarrollo de la jornada ha sido la propuesta de crear sinergias con otros ámbitos y sectores, aumentando así el compromiso con los principales agentes del territorio y evolucionar en la definición de estrategias de negocio vinculadas a estas marcas que permitan establecer directrices sectoriales descubriendo nuevas oportunidades en el medio rural. Otra de las ideas incluidas en este enfoque de desarrollo local es reforzar la implicación de las Denominaciones de Origen en su relación con los Grupos de Acción Local, al tener un gran vínculo con el territorio y que puedan ser así, motores que impulsen y promuevan el asociacionismo.

Se ha trasladado el papel de las Denominaciones de Origen como generadoras de ecosistemas beneficiosos para el medio ambiente, que preservan y fomentan la biodiversidad y que por tanto pueden desempeñar una labor muy importante en la lucha contra el cambio climático. Y en último lugar, se ha afrontado el valor que tienen como marcas y su aportación en términos de arraigo cultural y de creación y reparto de valor, no solo económico, sino como elemento de promoción del patrimonio histórico-artístico de una zona a través del turismo ligado a las DDOO.

Se ha contado con la experiencia de la D.O. Bullas y la DOP Pimentón de la Vera, como ejemplo de herramienta contra la despoblación en el interior de la Región de Murcia y el norte de Extremadura, la D.O. de Utiel-Requena y la DOP Mexillón de Galicia, como generadores de productos sostenibles y generadores de ecosistemas positivos para el medio ambiente y la DOP de Jabugo por la repercusión económica de su producto en la sierra onubense. También se ha podido conocer la estrategia comercial y la puesta en valor de denominaciones como la D.O. Ribeira Sacra, D.O. Manchuela e DOP Idiazábal.

 

En definitiva, esta jornada ha servido para dejar constancia de que las Denominaciones de Origen son herramientas contra la despoblación y fuente de sostenibilidad porque sus productos se pueden producir de manera perdurable sin agotar los recursos o dañar el medio ambiente.

Las Denominaciones de Origen hacen que la gente se sienta orgullosa de su trabajo, contribuyendo a ofrecer a los jóvenes, y a las generaciones futuras, un porvenir basado en el desarrollo social y económico, contribuyendo además a crear sinergias entre el patrimonio histórico, el arte y la gastronomía, siendo un referente y atractivo de turismo.

(EN)Volver atrás