Back

"Aterra", un puente para abrir el acceso a la tierra a estudiantes capacitados

"Aterra", un puente para abrir el acceso a la tierra a estudiantes capacitados

25/06/2019. El proyecto abre los ojos a la gente joven sobre que el medio rural puede ofrecer muchas posibilidades en recursos con potencial productivo como es la agricultura. “Aterra” se impone el reto de poner en contacto a distintas generaciones que viven en áreas rurales para facilitar el traspaso de negocios en los casos de personas próximas a la jubilación e incentivar la vuelta de las nuevas generaciones formadas a los negocios agrarios.

Marcos Vázquez se propuso cómo ser capaz de ganar en rentabilidad en su explotación agraria sin perder la “tradición”, lo que le hizo mantenerse en el campo. Incluso, gestar un museo vivo para valorizar la actividad agroaganadera, que acaba recién de abrir al gran público. “He abierto mi casa de labranza en Trasliste (Láncara), en Lugo. Es el Museo Vivo e Integrado del Campo y de la Locomoción Agraria, Muvicla”, afirma el ingeniero técnico agrícola, a la sazón, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Lugo (COITA). Cultiva manzanos y vacuno de carne en ecológico.

“Es una humilde aportación para enseñar lo que fueron nuestros antepasados", cuenta Marcos Vázquez, mientras ha ido describiendo todas las áreas disponibles: “una parte en la que disponemos de un tractor de cada década de la mecanización agraria y otro espacio, antiguo establo, donde conocer los diferentes utensilios utilizados para el tratamiento de los cereales".

Pero detrás de su figura hay un proyecto que conecta a las nuevas generaciones con tierras en desuso en el campo. El proyecto “Aterra” no ha hecho más andar con gran optimismo. Se presentó ya en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Lugo (EPSE), una de las instituciones que lo apoya junto al COITA. “Se pretende poner en contacto a estudiantes universitarios con titulares de explotaciones que no tienen relevo familiar”, señala Marcos.

 

Fuera tópicos del rural

La limitación de tierras, la financiación y la comercialización de los productos agroalimentarios son factores limitantes del relevo generacional de hombres y mujeres jóvenes en las explotaciones agrarias. El proyecto pretende convertirse en músculo del el emprendimiento agrario de los jóvenes y poner en contacto a distintas generaciones de productores agrarios, para que se asienten en el medio rural, empleando su experiencia vital, donde también entra en juego la formación superior universitaria.

“El proyecto se asienta en dos palabras, ilusionar y conectar. Ilusionar a la gente para que sea capaz de superar esa barrera e incorporarse a su casa de labranza, y conectar titulares de casas de labranza que no tienen relevo con gente formada en la Escuela Politécnica y con ganas de apostar por un proyecto así”, destaca Marcos, quien ya avanzó “Aterra” en el Fórum Jóvenes Agricultores de Zaragoza.

Se trata de hacer ver a la gente joven que el rural ofrece muchas posibilidades, que tiene muchos recursos con potencial productivo y que muchas veces lo “pequeño es grande”. Precisamente, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Lugo va a ejercer de punto de contacto entre distintas generaciones que viven del rural para facilitar, por ejemplo, el traspaso de negocios en los casos de personas próximas a la jubilación, así como incentivar la vuelta de las nuevas generaciones a los negocios agrarios.

Más información para participar en el proyecto “Aterra”:

https://www.coitalugo.es/

Tel.: 982 823011

Email: eps.secretaria.direccion@usc.es

(EN)Volver atrás